Ruta del Cerezo en Flor. Barrado

Es imprescindible visitar el Valle del Jerte en los meses de marzo y abril, depende de la climatología, y disfrutar del espectáulo del Cerezo en Flor. Nosotros elegimos la Ruta que parte de la localidad de Barrado.
Barrado se halla situado en las estribaciones de la cara sur de la sierra de Gredos, concretamente en la sierra de San Bernabé, que a su vez pertenece a la sierra de Tormantos, en la falda de la montaña conocida como cerro de La Vetún. Es una localidad jerteña aunque bien es verdad que mira hacia el Valle del Tiétar.
Barrado, además, es aconsejable visitarla ya más cercano el verano para contemplar su inmenso robledal y sus castaños. En abril es como un bosque desnudo que se asemeja a un terreno quemado, pero que con el calor explota y se convierte en uno de los bosques, junto a los castañares, más bonitos de Extremadura.
Nosotros bajamos hasta la Garganta del Obispo y subimos a la sierra,hasta el alto del Puerto del Rabanillo, en esta cima hay ejemplares de robles que están clasificados como árboles singulares, como es el caso del Roble Grande de la Solana, de más de 15 metros de altura. Es una ruta dura, pero inolvidable… andando Extremadura por el Valle del Jerte.

Comenzamos a unos tres kilómetros de Barrado, en pleno robledal, allí ya nos esperan los primeros cerezos

Donde tú estas yo tengo el norte.. (Jorge Drexler)

Como siempre, un puñado de amigos con ganas de aventura y de camino

Barrado, al fondo

En primer término los cerezos iluminados con un sol mañanero y magnífico, al fondo los robles desnudos.

Estan flores luego serán estupendas y deliciosas cerezas, muy cotizadas en todo el mundo.

Las primeras luces de la mañana fantasean el paisaje…

… y las flores del cerezo

Estos cerezos son ya bastante más pequeños, cosas de los injertos, antes eran enormes árboles que dificultaban la recogida del fruto.

Comenzando el camino los bancales nos dejan imágenes de un terreno organizado.

La Garganta del Obispo en la zona más baja de la sierra.

Barrado vigila su sierra y sus cosechas.

Y comenzamos a ascender por este mar de robles desnudos.

Frente a nosotros los cerezos protagonistas de este anfiteatro de flores

Es un espectáculo que convierte a espectadores en protagonistas

Sorteada la sierra y antes de ascenderla, aparece el Valle del Tietar. Gargüera al fondo.

Flores primero, cerezas más tarde.

Aquí se distinguen perfectamente cerezos y robles…

… es un paisaje salpicado, casi de cuento.

La floración es uno de los momentos más importantes y delicados para el árbol, los frutos dependen de ella y hay que cuidarlos con mimo.

¿Hay alguna duda? orgullo extremeño.

Antes de subir la sierra,el Valle del Tietar intenta colarse en su hermano el Jerte.

Más bancales dibujan la sierra. Estamos subiendo.

El Tietar ahora nos vigila impresionante. La localidad de Gargüera se asoma.

Este es un árbol singular. El Roble Grande de La Solana en el Puerto del Rabanillo

Bordeando la cima del puerto es cuando sientes la grandeza y olvidas una hora de duro ascenso.

Terminada la Ruta no quismos irnos sin disfrutar de la Cascada del Caozo, pertenece a Piornal pero está más cerca de Valdastillas.

Cuando hay nieve en la Sierra baja impresionante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *