Ruta Vicentina. Trilho dos Pescadores. Portugal

Esta vez dejamos Extremadura para viajar por la última frontera oeste de Europa, os invito a descubrir la Rota Vicentina, entre las riberas recortadas de una de las zonas costeras más bonitas y mejor conservadas de Europa. Esta red de senderos a pie en el Sudoeste de Portugal de 450 km, atraviesa las regiones de Algarve y Alentejo y está formada por el Caminho Histórico, el Trilho dos Pescadores y varios Itinerarios Circulares en el Parque Natural del Sudoeste Alentejano y Costa Vicentina. Como se hace por etapas cada uno puede planificar su viaje como quiera.

IMG_20190418_135257-1

MAPA DE LA RUTA VICENTINA

Nosotros escogimos el denominado «Trilho dos Pescadores» que sigue siempre junto al mar por caminos de acceso a playas y pesqueros, a lo largo de 125 kilómetros, entre Porto Covo y Cabo de São Vicente. Es un recorrido exclusivamente a pie y exigente. Está organizado, de manera oficial, en cinco etapas y cuatro itinerarios complementarios y constituye un desafío en contacto permanente con el viento del mar, con la aspereza del paisaje costero y con la presencia de una naturaleza salvaje y persistente. Nosotros hicimos cuatro etapas: Odeceixe -Playa del Carvalhal, Carvalhal-Almograve, Almograve-Playa de Malhao y Playa de Malhao-Porto Covo. Ya os digo que se puede hacer como se quiera, aunque en el enlace tenéis las etapas oficiales

La ruta Vicentina está considerada por la Federación Europea de Senderismo o E.R.A. como una de las mejores rutas de senderismo de toda la comunidad europea.

Un camino singular que une Santiago do Cacém con el Cabo de San Vicente, y que podemos asegurar que es altamente recomendable si eres de los que, como a nosotros, te gusta el senderismo y la naturaleza.

Odeceixe es una playa estupenda, aquí es donde arrancamos, si queréis llegar hasta aquí buscad las indicaciones a la playa antes de llegar al pueblo, pues no se puede cruzar sin atravesar por el agua. Nuestra primera parada antes de iniciar el camino.

IMG_20190418_140050-1

Nada mas ascender el acantilado tenemos un ejemplo del paisaje que nos acompañará estos días: costa y pueblos.

IMG_20190418_144706-1

La mayoría de estos senderos atraviesan grandes arenales y caminos de arena de dunas, con lo que eso conlleva físicamente.  Hay que tenerlo en cuenta, andaremos casi siempre por dunas lo que exige un esfuerzo extra. La ruta está perfectamente señalizada, como siempre en Portugal, esto hace el camino muy fácil.

IMG_20190418_145734-1

El esfuerzo merece la pena, tómatelo con tranquilidad y disfruta del paisaje, de hecho, te encontrarás a mucha gente en el camino que se ha hecho muy popular.

IMG_20190418_145940-1

Ya os he puesto la página oficial de la Rota Vicentina aquí tenéis todo tipo de información sobre rutas, alojamientos, restaurantes, etc. La única pena es que aún no la han traducida al español.

IMG_20190418_151028-1

La belleza de los acantilados del océano Atlántico impresiona, de hecho, lo que más verás es gente echando fotos.

IMG_20190418_145807-1

La frontera de Europa, caminar por ella te hace tener una sensación extraña pero muy bella.

IMG_20190418_162649-1

Hay indicaciones constantes para que no te salgas del sendero y respetes el entorno, no olvides que estás en el Parque Natural de la Costa Vicentina y es un espacio protegido.

IMG_20190418_163706-1

El camino tiene estas sorpresas, una granja de avestruces en el trayecto, y más adelante un zoo al aire libre. Aquí terminamos esta primera etapa para calentar piernas tras un viaje largo desde Cáceres.

IMG_20190418_174105-1

La segunda etapa arranca en la playa del Carvalhal, hoy 25 kms por duna casi todo el tiempo, empezamos temprano.

IMG_20190419_092912_1-1

La marea baja nos deja estas lenguas de arena en muchas de estas playas que tienen bandera azul, Portugal cuida mucho sus playas y eso se nota.

IMG_20190419_092920-1

Las primeras luces de la mañana nos dejan estos paisajes infinitos, Zambujeira al fondo.

IMG_20190419_100444-01

Zambujeria do Mar es un pequeño pueblo blanco, con tres playas magníficas, la tercera de ellas nudista. Aquí viene mucha gente a última hora a disfrutar del atardecer, nosotros no fuimos menos, más adelante tenéis las fotos.

IMG_20190419_102618-1

Haced una parada en el Porto das Barcas, justo al final de un pequeño tramo por carretera, es el único. Disfrutad de la pequeña terraza que hay en el puerto, merece la pena, a partir de ahí queda un tramo más largo hasta el faro de Cabo Sardao.

IMG_20190419_105552-1

Para un extremeño como yo, acostumbrado a convivir con cigüeñas, fue una sorpresa encontrármelas anidando en los acantilados, pero hay muchas y no parece importarles ni el viento, ni la humedad.

IMG_20190419_140701-1

La franja litoral entre Odeceixe y Burgau denominada Costa Vicentina es un Algarve diferente, en el que la naturaleza, que permanece intacta, tiene un carácter fuerte y salvaje, que se traduce en paisajes de una imponencia deslumbrante.

IMG_20190419_145806-1

Las playas se suceden, ya sean extensos arenales interminables o más pequeños enmarcados por grandiosos acantilados de esquisto y piedra caliza. El mar, agitado, produce una sinfonía natural, que sirve de banda sonora para este paseo a la orilla del mar. 

IMG_20190419_154608-1

Hay ratos en los que da vértigo caminar porque avanzamos muy al borde del acantilado.

IMG_20190419_154728-1

Parece un paisaje constante pero no lo es, cambia, se altera, pocas veces se aleja del mar, repito, es una sensación extraña caminar por uno de los bordes de Europa si eres consciente de ello.

IMG_20190419_155030-1

Es un día largo, los últimos diez kilómetros de hoy sin duros, aunque el paisaje te eche un guiño para continuar.

IMG_20190419_155800-1

Arena, arena, arena, parece que no avanzas, te hundes una y otra vez. Hay que venir preparados para ello como os decía o plantearse rutas más cortas, el esfuerzo físico es exigente.

IMG_20190419_160335-1

Y así llegamos, casi 24 kms con una media que no llega a 4 kms/h. No hay desniveles, es la arena que te frena, que te exige más a cada paso que das, pero merece en la pena, y mucho. Hemos llegado a Almograve, ahora a descansar.

IMG_20190419_164205-1

Tercera etapa. Partimos de Almograve camino de Vilanova de Milfontes, 25 kms en el corazón del parque Vicentino.

IMG_20190420_095714-1

Es una etapa curiosa que se separa de la playa en algunos momentos por una zona de regadío y agua que deja estas estampas curiosas

IMG_20190420_110120-1

A ratos cuesta andar por este bosque de jaramagos gigantes, aquí con el agua del mar todo es enorme, cualquier arbusto se convierte en árbol. El mantenimiento del camino es constante, de hecho, se ve que son cortados con frecuencia para posibilitar el paso de senderistas.

IMG_20190420_111257-1

Curiosamente este tramo termina en una campo de césped para campos de fútbol, no dejéis de fijaros en como cortan las tiras de césped y las enrollan para su transporte. Claro, lo primero que haces es tirarte.

IMG_20190420_111848-1

Esta etapa tiene una parada intermedia en Vilanova de Milfontes que nos obliga a cruzar el río Mira por el puente de la carretera, eso sí, después de disfrutar de la playa das Furnas. Vilanova es muy turística y merece una visita.

IMG_20190420_165422-1

El tramo que queda es precioso, junto a acantilados enormes y termina en la playa de Malhao. Un lugar muy buscado por surfistas, y muy tranquilo.

IMG_20190420_165823-1

Esta vez terminamos en la playa, aquí están muy preparadas, la accesibilidad y la facilidad y servicios es evidente. Es Portugal.

IMG_20190420_172649-1

Un bañito para relajar las piernas. Atlántico fronterizo.

IMG_20190421_102952-1

Última etapa de las que hemos preparado, esta es algo más corta porque nos queda el viaje de vuelta. Iremos de la playa de Malhao hasta Porto Covo, aquí ya no hay acantilados y la playa está al borde del camino

IMG_20190421_103304-1

Cambiamos los altos acantilados por enormes arenales para disfrutar de las playas de Nascedios, Saltinho, Cruz, Aivados, Queimado, Pessegueiro frente a la isla del mismo nombre, con una historia bien bonita por cierto, Sissal…

IMG_20190421_121232-1

Hoy caminamos, a ratos, por la playa, es un camino muy diferente a días anteriores. Arena y olas a tus pies.

IMG_20190421_121435-1

En la playa todo es posible, cruzarte con jinetes también.

IMG_20190421_122732-1

Una playa tras otra con Sines al fondo.

Y así llegamos a la turística Porto Covo, de arenas amables y sus cuatro playas (Buzinhos, Banho, Porto Covo y Salto). Aquí termina nuestro viajes de cuatro días. Pero cada uno puede organizarlo como le apetezca.

IMG_20190421_123113-1

Hay algo que me sorprendió todo el camino: la foto que todos buscamos, la imagen que queremos compartir. Yo me fijé en el fotógrafo para hacer la foto de la foto, la imagen de la imagen, el instante del instante. Y había para elegir.

Me quedo con el final del día en Zambujeira do Mar, donde cada día decenas de personas son testigos de un ocaso único, el que se produce fuera de las fronteras de Europa, donde nos separa y nos une. Al borde del Agua, al borde del continente, al borde de Iberia.

IMG_20190420_200859

Mi recuerdo para Antonio Luna y Rafa Franco que tanto me ayudaron en este viaje y que supieron ver la belleza de estos paisajes que compartimos juntos

IMG_20190420_201216

La Rota Vicentina se está volviendo popular, dentro de unos años será una locura hacerla. Hoy es raro encontrar una referencia, un recuerdo, información en el camino. Esto no tardará en cambiar. Las cosas se hacen populares, se masifican y pierden parte de su encanto.

La Ruta Vicentina está gestionada por una asociación sin ánimo de lucro que se encarga de su mantenimiento y difusión y que piden adhesiones de empresas, socios, voluntarios y todo tipo de colaboración. Un modelo de gestión a seguir.

El Trilho dos Pescadores, la Senda de los Pescadores, es un camino inolvidable y repetible. Una frontera para caminar al borde de un continente.

©vicentepozas2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *