Extremadura, mar interior

Barco del Tajo

Esto lo decimos mucho: Extremadura cuenta con más de 1.500 kilómetros de costa de agua dulce y tiene el honor de ser la única comunidad del interior de la Península con una playa de agua dulce que ostenta la Bandera Azul desde 2010,la Playa de Orellana. 40 embalses y cuatro cuencas hidrográficas, dos de ellas(la del Tajo y la del Guadiana) atraviesan la región de lado a lado. Tenemos el 30% de toda el agua embalsada del país, 23.000 hectáreas cubiertas de agua, 300 kilómetros de red fluvial y una media de 3.000 H3 embalsados, es decir, somos la mayor reserva hídrica de España y somos tierra de acogida de aves marinas,ya que en torno a estos grandes embalses invernan unos 8.000 ejemplares de cormorán grande y unas 71.000 gaviotas. Cada invierno, 75.000 grullas buscarán el cobijo de estas masas de agua en su zona más baja para dormir, han elegido Extremadura para alimentarse, y para enamorarse.

Alcántara-Serradilla-3
Parque Nacional de Monfragüe

En el norte de la región, en torno al Sistema Central, las piscinas naturales se suceden de comarca en comarca: 17 en Sierra de Gata, 28 en los cinco ríos de Las Hurdes, 7 en el Valle del Ambroz, 18 en el Valle del Jerte (con la singularidad de que Los Pilones en la Garganta de los Infiernos es un conjunto de 13 piscinas naturales), en La Vera hay 47 gargantas y 13 piscinas naturales, en el Geoparque Villuercas Ibores Jara hay cinco ríos y una veintena de zonas de baño. Un espectáculo.

Y ahora naveguemos por este mar interior

Desde hace tiempo una empresa cacereña, Barco del Tajo,  nos brinda la oportunidad de recorrer las aguas del Tajo y el Alagón en barco, disfrutando de parajes como el Parque Natural de Tajo Internacional, el Parque Nacional de Monfragüe o la ZEPA de los Canchos de Ramiro. Un recurso turístico que engancha a miles de personas cada año.

    

IMG_20180809_151237
Embarcadero de Cedillo

El primero de ellos fue el del Tajo Internacional, con embarcaderos en Cedillo y Herrera de Alcántara, que nos permite recorrer los riberos del Tajo, su encajonado curso fluvial y su riqueza medioambiental.

IMG_20181006_124500
Río Tajo

El viaje viene acompañado de completas explicaciones sobre el entorno en en un barco cómodo que te permite moverte arriba y abajo y observar, fotografiar o simplemente disfrutar de un espacio privilegiado.

IMG_20180809_105901
Terraza del barco

El equipo de barco es magnífico, atento y agradable, completa las información necesaria para que descubras el entorno por el que viajas. Tienes una sensación de seguridad mientras navegas que te permite disfrutar del viaje sin pensar en nada más.

IMG_20181006_122136
Explicaciones al inicio del viaje

Entre España y Portugal, por cierto, porque el Barco del Tajo te permite conocer la localidad de Castelo Branco subiendo por las aguas del río Ponsul y desembarcando en Lentiscais.

IMG_20180809_111726
Bancales en tierras portuguesas

Un acuerdo con el ayuntamiento de Castelo Branco permite que desembarques en tierras portuguesas y pases el día en Castelo Branco con traslados, vista guiada y comida portuguesa, propuesta rayana/raiana. Por cierto, ahora los portugueses pueden hacer lo mismo y pasar el día en Valencia de Alcántara gracias al ayuntamiento de esta localidad.

Embarcadero de Lentiscais
Embarcadero de Lentiscais

No es sólo el de Cedillo, junto a la presa de Alcántara otro barco nos permite subir el río Tajo aguas arriba, aunque este sólo se puede coger cuando no está funcionando el embarcadero de Ceclavín en el río Alagón, es decir, entre el 1 de febrero y el 31 de julio. El problema de la embarcación alcantarina es el escaso apoyo del ayuntamiento de Alcántara que no facilita la instalación de la señalización pertinente, ni los servicios mínimos en el embarcadero lo que hace muy compleja su comercialización. Una pena.

IMG_20180726_103234
Embarcadero de Alcántara

Y eso que viajar en él es hacerlo en una embarcación de lujo a la que no faltan detalles.

IMG_20180726_103531

El gran paso de esta experiencia de navegación interior ha sido la incorporación de un barco en el Parque Nacional de Monfragüe que parte desde un coqueto embarcadero construido en la localidad de Serradilla.

IMG_20180726_202602
Embarcadero de Serradilla

Un crucero por el corazón de la dehesa extremeña, del bosque mediterráneo mejor conservado de Europa, un paraíso desde el agua.

Alcántara-Serradilla-4
Barco de Monfragüe

El crucero no entra en la zona protegida y más sensible del parque, pero te deja a las puertas, muy cerca de uno de los lugares más emblemáticos deMonfragüe, Peña Falcón o el Salto del Gitano, como es más conocido.

Alcántara-Serradilla-2

Es un viaje obligado para fotógrafos, ornitólogos o amantes del paisaje mediterráneo de interior puesto que permite ver mamíferos, aves y una flora única.

IMG_20180726_125301
Observando aves en Monfragüe

El último regalo de esta aventura marítima en Extremadura es poder hacerlo a un lugar de tanto valor, o más, que Monfragüe: los Canchos de Ramiro y la Ladronera en el río Alagón, un roquedo muy parecido al Salto del Gitano del Parque Nacional y de tanta belleza como este. Y este sí se atraviesa.

barco canchos
Canchos de Ramiro

El barco que navega sólo unos meses, desde el 1 de agosto al 31 de enero, por tema de nidificación de aves, parte de la localidad de Ceclavín en la carretera de Zarza la Mayor, junto al puente que cruza el río Alagón.

embarcadero Ceclavín
Embarcadero de Ceclavín

Pues eso, te digan lo que te digan, en Extremadura tenemos capitanes, barcos y navegamos por mares de interior; lagunas artificiales creadas por la política de los grandes pantanos que hemos sabido  identificar como recurso para convertirlos en producto turístico; porque lo volvemos a repetir: Extremadura es agua.

IMG_20181007_174922
IMG_20180726_110305
IMG_20181007_183536

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *